DISCIPLINA: ¿CARGA O LIBERACIÓN?

En este texto vamos a abordar un tema siempre actual: la necesidad del dominio de sí mismo, el autocontrol, y la conveniencia o no de someternos a una disciplina que nos sirva como método para alcanzar nuestros propósitos. En el fondo, late el viejo problema de siempre: si ser esclavo de las propias pasiones o tener el control de la propia vida; si autosometernos a unas reglas o vivir en lo espontáneo de una naturaleza libertaria cuyas consecuencias recaen en nosotros mismos. Si, en toda la vida del hombre, nos podemos exigir una disciplina, es en la etapa de la juventud cuando quizá se aborde de una manera más evidente. El deseo de desarrollar una propia personalidad rica y con metas elevadas, o el simple ansia de alcanzar un supuesto estado estable de madurez, nos puede llevar en esta etapa de la vida a plantearnos no solo su utilidad, sino también su conveniencia. El problema, como siempre, no es verlo claro. El problema es avanzar con decisión y voluntad.

TEXTO

La disciplina a veces nos impone renunciar a lo que nos gustaría, la asociamos a los deberes y los límites y por ello nos pone en tensión. Entonces sentimos que la disciplina es más una carga que una liberación. Pero es posible conseguir una vida plena si logramos incorporar prácticas y normas que empiezan siendo una disciplina y acaban saliendo de manera natural como desayunar cada mañana. […]

Disciplinar nuestra mente para controlar nuestros pensamientos nos permitirá gobernarlos y adoptar actitudes saludables. Asumiremos la responsabilidad de recrear nuestro destino con voluntad y perseverancia en vez de sentirnos víctimas y quejarnos por estar atrapados en una situación que nos provoca malestar. Podemos sustituir el hábito de quejarnos por el de agradecer. Para cambiar un hábito y/o sustituirlo por otro necesitamos disciplina. Podríamos hacer una lista de todo aquello por lo que podemos dar las gracias. Por estar vivo, por ser quien soy, por aprender y compartir, por todo lo que he vivido. Cuando el agradecimiento se convierte en hábito, agradeceremos la experiencia del dolor. Sabremos comprenderlo y así recuperar el bienestar.

Lo que suele ocurrir cuando nos proponemos incorporar una práctica, transformar un hábito o esforzarnos por un objetivo es que aparece el autoboicoteo. Uno mismo boicotea sus propósitos mediante las dudas y los temores que nos frenan y bloquean. La disciplina nos ayuda a vencer a nuestro saboteador y crítico interior que echa por tierra nuestras buenas intenciones. Basta solo con que tengamos claridad y voluntad para superarlos y así lograr nuestro propósito.

Si queremos vivir lo esencial, lo que realmente nos importa, los valores como la paz, el amor, la felicidad, y queremos experimentar el sentido de nuestro ser y nuestro estar es indispensable aprender a gobernar los impulsos dominados por el ego y todas sus ramificaciones (deseos, avaricia, orgullo, soberbia, apego, lujuria, ira, miedo, pereza y envidia). Esto implica dominar los propios deseos compulsivos, con el objetivo de llegar al yo esencial para poder trascenderlo y relacionarnos con el otro desde la autenticidad. Cuando gobernamos nuestros impulsos podemos centrarnos en expandir y expresar nuestro ser auténtico.

MIRIAM SUBIRANA. El País.

OBSERVACIONES SOBRE EL RESUMEN Y EL ESQUEMA

Aunque se trata de un fragmento del original, el texto está claramente estructurado. El primer párrafo es inequívoco en cuanto al planteamiento de la postura de la autora. En el desarrollo acude a varios ejemplos que confirman la utilidad de alcanzar hábitos e incorporarlos a lo ordinario de nuestra vida, y expone la principal dificultad que todos tenemos cuando nos proponemos algo costoso: nuestro propio yo, que se resiste a perder terreno en la lucha existencial. El texto llega así, de una manera natural y lógica, a una conclusión que se deduce de todo lo expuesto.

Cuando hagáis el esquema de ideas (os recuerdo que no es optativo, sino obligatorio hacer los dos ejercicios), recordad la preferencia por parte del Grupo de Traballo de la CIUG por las estructuras nominales y la necesidad de que esté jerarquizado. Tanto en uno como en otro ejercicio, conviene recordar la indicación de que, con lo que habéis escrito, un tercero que lo lea entienda el contenido del texto en sus ideas principales.

INDICACIONES PARA EL COMENTARIO DE TEXTO

El comentario seguirá las pautas de siempre. Comenzaremos en el primer párrafo indicando cuál es el tema y la estructura organizativa de la argumentación.

En los siguientes párrafos, recordad que tenéis que decir si compartís o no todas y cada una de las ideas principales del texto, justificando vuestras opiniones. A la hora de aportar, es evidente que todos vosotros tenéis experiencia personal en la adquisición de unos hábitos, valores o virtudes (se pueden indicar las diferencias entre estos tres conceptos), qué sentido tienen en vuestra vida, las dificultades que se le pueden plantear a una persona de vuestra edad para conseguir esa disciplina y, sobre todo, los motivos por los que os parece necesaria o innecesaria para llevar una vida más ordenada, rica, feliz, etc.

Dada la importancia del último párrafo, creo que no se puede omitir comentar si compartimos lo que expone la autora, o si pensamos que no es necesaria la disciplina para llegar a la autenticidad de cada uno.

Con respecto a la conclusión, os recuerdo que hay que indicar dos asuntos: primero, el grado de acuerdo o de desacuerdo al que habéis llegado en vuestro comentario; y, segundo, resumir de manera muy escueta lo principal que habéis aportado.

¡Suerte! ¡Y que lo disfrutéis! Es un texto que abre muchas posibilidades de comentarios distintos, dependiendo de las peculiaridades de cada uno. Seguro que, en la corrección de la semana que viene, todos nos enriquecemos con los distintos puntos de vista que aportaréis.

Vale

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: