HISTORIAS DE LA RADIO

En el último texto del trimestre nos vamos a acercar a la situación de crisis por la que atraviesa la radio española, especialmente la que aborda la opinión política y social, centrada desde hace demasiado tiempo en las figuras o partidos políticos y sus propuestas de solución para salir de la crisis. Siguiendo los últimos datos del Estudio General de Medios, que exponen una importante caída en los índices de audiencia de estos programas, el autor reflexionará sobre los porqués de esta situación y propondrá lo que él cree que hay que hacer para recuperar el interés de los oyentes.

TEXTO

Llama poderosamente la atención un dato del Estudio General de Medios. Las cadenas de radios importantes de España pierden oyentes; en realidad, emisoras grandes, medianas y pequeñas están afectadas por esta huida de oyentes. Hay menos personas dispuestas a dejarse tentar por la radio. La programación, especialmente de los espacios de información y opinión políticas, está tocada. Herida.

¿Por qué han apagado el receptor de radio tantos miles de españoles? Sospecho que hay respuestas para todos los gustos. Yo, sin embargo, no descartaría la más obvia, y quizá por evidente la más difícil de catalogar. No hay correspondencia entre los oyentes y los periodistas y colaboradores que hacen, o mejor, hacemos la radio. La radio “política”, especialmente la información y las tertulias políticas, no se corresponde con el interés de la gente. La población en su conjunto, así como la ciudadanía más informada en particular, ha desconectado la radio. Seguramente no soportan el tono, el fondo y, en definitiva, una forma catastrofista de comentar la vida política.

La información, la opinión y, en fin, una especial manera de “razonar” que sólo se preocupa por la “caída del mundo” y la “perversidad” de la especie humana, y deja en silencio las posibles soluciones que pudieran detener esas tragedias, están condenadas al desprecio. Sí, sí, muchos de los que apagan el chisme, en mi opinión, lo hacen por desprecio o por hartazgo. Están agotados de oír a todas horas el anuncio del Apocalipsis. La gente no es tonta. Sabe perfectamente que vivimos en una situación agónica, pero, a la vez, necesita un relato, una narración y un estimulo intelectual sobre cómo se podría detener, limitar e incluso canalizar la crisis económica y política.

Se necesita un discurso nuevo, fresco y, sobre todo, que se aleje de quienes han hecho de los deseos excesivos de poder político su único leimotiv. En fin, si la radio desea recuperar los oyentes que se han largado de sus programas es menester un nuevo lenguaje capaz de crear mediaciones, explicaciones y argumentos que expliquen cómo podríamos detener la tragedia de España.

Agapito Maestre. Libertad Digital

INDICACIONES PARA EL RESUMEN O ESQUEMA DE IDEAS

El texto presenta una estructura muy clara y las ideas se presentan de una manera sucesiva. Se trata, pues, de un texto bastante fácil y en el que no resultará complicado recoger sus ideas principales. Recordad que, en el resumen, no se deben hacer referencias ni al autor ni al texto, y que debéis elaborarlo con vuestras propias palabras. El esquema de ideas es, también, muy sencillo y creo que los epígrafes de las ideas principales se pueden exponer fácilmente en estructuras nominales.

ORIENTACIONES PARA EL COMENTARIO CRÍTICO

Quizá el problema que aborda el texto no os pille muy de cerca, porque a vuestra edad quizá no seáis oyentes habituales de programas de radio de análisis político, social y económico. Sin embargo, es un hecho actual y tiene repercusiones sociales. Así que cada palo que aguante su vela y expresad vuestras opiniones al respecto. Si, para ello, necesitáis información, habrá que recurrir a los medios on-line típicos donde no os faltará ayuda.

En el primer párrafo, como siempre, lo primero el tema del texto, y después la estructura de su contenido. Luego, a opinar y mostrar vuestro acuerdo o no con las ideas expuestas. Aportad desde vuestra experiencia o desde vuestros ámbitos más próximos (familia, amigos, etc.), y tratad de llegar a conclusiones. Se puede valorar también si se comparte el “remedio” que propone el autor, o si vosotros creéis que tendrían que ir los tiros por otros derroteros.

No olvidéis la conclusión necesaria, donde debe aparecer lo principal que hayáis aportado al contenido del texto.

Que lo disfrutéis y ánimo con los exámenes. Lo corregiremos el jueves y el viernes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: